Teletrabajo, otra opción

Desde que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) empezaron a ser imprescindibles en el día a día de las personas y las organizaciones, el teletrabajo fue un concepto que fue adquiriendo mayor interés, sobretodo por las ventajas que propiciaba a las empresas. Hoy en día, las opiniones son variadas y dispares. Repasamos este fenómeno y las aplicaciones que lo permiten.

Trabajar desde casa, ayudados por las TIC, ha sido una opción que grandes empresas han contemplado y llevado a cabo desde hace ya años. Yahoo o HP han sido ejemplo de ello. La falta de espacios en oficinas, el aumento de la productividad y el ahorro de costes han sido las ventajas que empujaron a este tipo de empresas a favorecer el teletrabajo entre sus empleados. Esta forma de trabajo ha propiciado también una mejor conciliación horaria y ha evitado las distracciones derivadas de compartir espacios con otros empleados. Sin embargo, empresas que han favorecido esta modalidad de empleo afirman también que, en algunos casos, han experimentado en sus empleados una falta de integración y comunicación con la empresa, así como de disciplina.

teletrabajo

En el caso español, podemos decir que no somos un país con demasiada tendencia hacia el teletrabajo. Mientras que la media europea sitúa al teletrabajo en el 35% de personas que realizan algún tipo de trabajo desde casa, en el caso de nuestro país el índice baja hasta el 26%. En el caso de las empresas, el 13,2% de las empresas españolas tienen una política que favorece el teletrabajo entre sus plantillas., según un estudio de IDC.

Para empresas que necesitan ahorrar costes y/o espacios, y que tienen en plantilla a empleados que realizan funciones mediante el uso de las TIC sin necesidad de tener que estar presentes en la oficina, existen multitud de herramientas que empresas de tecnología y telecomunicaciones desarrollamos.

Servicios de ahorro que favorecen el teletrabajo en las empresas

  • La nube: el auge del cloudcomputing es imparable. Hoy día existen multitud de herramientas que posibilitan trabajar con materiales y documentos compartidos entre empleados, con una actualización continua e inmediata, y que favorecen el poder prescindir del correo electrónico en la mayoría de ocasiones. Dropbox o Drive (Google) son dos ejemplos representativos.
  • Telefonía: las centralitas virtuales permiten tener integradas las líneas telefónicas de la empresa en una misma configuración (si se desea), sin importar la situación geográfica de cada extensión de la empresa. Ello permite dar una imagen de uniformidad a pesar de que cada operadora se encuentre en diferente situación geográfica. Pero además, la Voz IP (o VoIP) está permitiendo ahorrar costes, pues este tipo de telefonía nada tienen que ver con la analógica que todos conocemos. En este caso, se trata de telefonía que tan solo necesita de una conexión a Internet sin necesidad de instalaciones ni cableado, lo que evita asumir costes de mantenimiento y permite ahorrar en el coste de las llamadas.
  • Faxes: el fax que todos conocemos es una máquina pesada que necesita ser mantenida y que, últimamente, con la proliferación de las TIC y el uso del e-mail, ha caído en desuso. Sin embargo, la mayoría coincide en que no conviene eliminar la línea de fax, pues siguen existiendo clientes que hacen uso de este sistema. En este sentido, la solución más eficaz y económica es virtualizar la línea de fax y olvidarse de cualquier dispositivo. Un ejemplo de ello es  «Fax Virtual«, un novedoso servicio que permite enviar y recibir los faxes desde el correo electrónico.
  • Multiconferencias:  hasta hace poco tiempo, nadie concebía una reunión sin que los participantes de ésta estuvieran en la misma sala. Hoy en día, servicios como Skype permiten las conferencias entre participantes sin necesidad de desplazamientos. Para los que prefieren las conferencias telefónicas, existen servicios básicos y avanzados que permiten la generación y programación de multiconferencias telefónicas según las necesidades de cada empresa.
  • Cobro de servicios por tarjeta. El dinero en efectivo también se usa cada vez menos. De hecho, hace pocos meses asistíamos al nacimiento de la nueva moneda virtual: el bitcoin. Hoy en día, cualquier empresa puede realizar cobros por la prestación de sus servicios de manera virtual, con los sistemas de TPV.

Estos servicios son sólo una aproximación a las numerosas herramientas que empresas del sector, como Premium Numbers, ofrecen a todo tipo de organizaciones, con el objetivo de hacer más sencillas sus actividades diarias y posibilitar el ahorro en costes, a la vez que maximizar la eficacia y la productividad. También es cierto que son muchas veces las empresas las que toman la delantera y solicitan desarrollos a medida de sus necesidades.

Aunque en España existe un largo camino por recorrer en la implementación del teletrabajo como forma de empleo, estamos seguros de que, si bien a corto plazo el trabajo desde casa no experimentará un crecimiento exponencial, la comodidad y la mejora de resultados que propician estos sistemas sí nos acercarán a modalidades de trabajo mixto. En este tipo de modalidades, el empleado dedica desde casa parte de su tiempo de trabajo, y otra parte en la oficina (cuando poner puntos de vista en común con el resto de compañeros y discutir temas es necesario). Empresas punteras como Google ya lo hacen.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Teletrabajo y telecomunicaciones low cost – Premium Numbers […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.