Whatsapp, Facebook y Telegram: tres son multitud

Whatsapp ha sido noticia en la última semana más veces de las que incluso la propia compañía hubiese deseado. Su venta, la mayor caída de su sistema desde su nacimiento y el anuncio de nuevos servicios VoIP que llegarán muy pronto han sido temas sonados en los últimos días. Te lo contamos todo a continuación.

Unos hablan de 14.000 millones de dólares, otros de 16.000 y otros tantos de 19.000. Lo cierto es que son varios los miles de millones que Jan Koum ha aceptado por parte de Facebook para vender su joya: Whatsapp. No era la primera vez que la compañía recibía una suculenta oferta, de hecho parece ser que Google también lo intentó no hace demasiado, aunque con menos éxito.

La noticia, que el pasado jueves acaparó los titulares de los principales medios de comunicación, no pasó desapercibida para la gran mayoría de usuarios, muchos de los cuales la recibieron con cierta reticencia. Si un gran número de usuarios de Facebook ya se quejan de que la red social carece cada vez más de privacidad y favorece con demasiada asiduidad la publicidad (muchas veces de origen dudoso),  poca gracia hacia ver que Mark Zuckerberg se hacía con una de las aplicaciones favoritas.

compra facebook-whatsappY entonces empezaron las suposiciones: ¿encontraremos nuestros contactos de Facebook en Whatsapp? ¿Será Whatsapp el nuevo chat de Facebook? ¿Habrá que soportar publicidad en Whatsapp después de haber pagado 0,89€? ¿De qué ha servido no facilitar el número de teléfono a Facebook si al final lo va a tener gracias a comprar Whatsapp? Lo cierto es que es demasiado pronto para obtener respuestas fiables. A pesar de ello, Alemania ya desaconseja a sus ciudadanos el uso de esta aplicación, pues considera que la adquisición por parte de Facebook puede causar problemas de privacidad para los usuarios, debido a una posible fusión de los datos.

Y cuando habían transcurrido poco más de dos días desde la venta de la compañía, Whatsapp sufre la mayor caída de su historia. El sábado a las 19:25 p.m. la aplicación de mensajería instantánea dejaba de funcionar. No era la primera vez que ocurría, aunque jamás había estado más de tres horas sin funcionar, como en esta ocasión.  La propia compañía lo hacía público a través de Twitter:

Whatsapp

Para desgracia para Whatsapp, su rival más novedosa estaba esperando gratamente un hecho como el sucedido. Si Telegram ya estaba sonando con fuerza durante las últimas semanas como posible sucesora de Whatsapp (dado su aparente alto nivel de seguridad y su gratuidad), la aplicación rusa fue el segundo plato para millones de usuarios durante la caída de Whatsapp el sábado.

Tal fue la avalancha de personas que empezaron a descargarse la aplicación, que la propia compañía reconocía que estaba siendo una locura hacer frente a tal cantidad de nuevos registros, que alcanzaban los 100 nuevos usuarios por segundo. Ante la falta de previsión, la aplicación rusa también utilizó Twitter para hacer referencia a lo que estaban viviendo, asumiendo que necesitaban de más servidores y mayor capacidad para afrontar la nueva situación:

Telegram

Pero después de la tormenta siempre llega la calma. Las aguas volvieron a su cauce y muchos usuarios nos encontramos con ambas aplicaciones instaladas en nuestro dispositivo. También es pronto para vaticinar cual de las dos ganará la batalla, aunque en una frenética carrera mediática, Whatsapp tampoco se ha hecho de esperar y ha vuelto a ser noticia pocas horas después de haberlo sido por su caída del fin de semana.

El CEO de la compañía, Jan Koum, que vivió la caída de la aplicación en Barcelona, en donde se encontraba para participar esta semana en el Mobile World Congress, ha comunicado en el propio congreso que Whatsapp no cambiará, que no hay que temer por la privacidad y que antes de verano, sus usuarios también podrán realizar llamadas a través de la aplicación, sólo usando su conexión a Internet. Y de nuevo, la polémica está servida.

¿Supone una amenaza para las operadoras de telecomunicaciones este hecho? Si bien el debate podría ser profundo, lo cierto es que se trata de otro debate, para el cual necesitaremos nuevos datos, que seguro no tardarán en llegar.

En menos de una semana Whatsapp, Facebook y Telegram han estado en boca de miles de medios y personas. Las tres quieren el protagonismo, pero los usuarios no estamos dispuestos a estar en todas partes. Buscamos una manera de comunicarnos mejor, y aquella aplicación que nos lo permita será la que consiga nuestra confianza. Da igual que Facebook compre Whatsapp, pues si no estamos de acuerdo con ello, existen miles de alternativas, empezando por Telegram. La convergencia de medios y plataformas es una máxima hoy día, y siguiendo esta tendencia, tres son multitud.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.