Cómo aumentar las conversiones en tu negocio

Diseñas campañas, contenidos, publicas en distintas plataformas, actualizas e integras más contenidos en tu web, cuidas el SEO, pagas por publicidad y haces muchas más cosas que ahora mismo no recuerdas. Pero sobretodo, buscas aumentar las conversiones de tus acciones de marketing, con el último objetivo de maximizar las ventas.

No todo es vender. Está claro que si no vendemos no sobrevivimos, pero sabemos que hoy en día no todo podemos focalizarlo en las ventas. Crear comunidades, establecer vínculos y aportar valor en nuestras acciones comunicativas son estrategias que nos ayudan a posicionarnos como la empresa que realmente somos, o que queremos ser. Muchas de estas acciones, en el largo plazo, ayudarán a tener consolidada una imagen (si las cosas están bien hechas) y a posicionarnos en la mente de los consumidores como una marca o empresa caracterizada por aquellos valores que hemos proyectado con tanto esfuerzo humano … y económico.

conversionesPero mientras esperamos los resultados como agua de mayo, también necesitamos señales que nos animen a continuar construyendo (o actualizando, o mejorando) nuestra imagen y la de nuestro negocio. Esas señales son medibles, y de hecho también invertimos parte de nuestro tiempo analizando e interpretando datos que luego haremos llegar a nuestros superiores.

Unos meses las visitas web suben, en los peores caen y en otros tantos se mantienen estables. Pero, ¿qué hay de las conversiones? ¿Y de los objetivos planteados? Formularios de contacto, llamadas de teléfono solicitando información, descargas de materiales, suscripciones a nuestra newsletter o solicitudes de llamadas gratuitas a través de click to call son conversiones comunes que nos esforzamos en medir. Pero, ¿qué hacer para darles un vuelco y empujarlas bien alto? La respuesta no es fácil y tampoco tenemos ninguna varita mágica (quizás la pidamos para Reyes) aunque sí algunos consejos en los que Premium Numbers puede echarte una mano:

Consejos para aumentar las conversiones

– Aporta valor. Todos sabemos que quieres vender, pero ofrecer tus servicios en cada acción que realizas no hará que vendas más. Un enfoque de comunicación de marketing centrado en el valor favorece las ventas e incrementa que tu mensaje sea propagado más fácilmente. Necesitarás conocer bien a tu comunidad y a tus clientes para poder ofrecerles contenidos que ellos valoren. Esta tarea no es sencilla, así que no hay tiempo que perder.

– Segmenta. No metas en el mismo saco a todos tus clientes. Si no tratas igual a todos tus amigos o familiares, ¿por qué ibas a hacerlo con tus clientes? Elige criterios de segmentación según las características del público objetivo de tus comunicaciones, basados en tus intereses (tiempo de relación entre ambas partes, nivel de fidelidad, facturación, etc.) y en los suyos (servicios contratados o nivel de interacción, por ejemplo). Esto te será de gran utilidad en tus campañas de e-mail marketing, por poner un caso.

Call to action. No sólo tienes que llamar la atención sino también incitar a la acción. Este aspecto puedes tratarlo partiendo desde el lenguaje (uso de imperativos, trato más o menos informal, etc.) hasta con elementos gráficos, la disposición de éstos dentro del espacio y herramientas que faciliten el contacto entre ambas partes.

– Favorece la comunicación entre tú y ellos. Como comentamos en el anterior punto, debes favorecer el llamado call to action. Si ya has logrado atraer el interés de tu receptor, ¡no lo dejes escapar por ponerle difícil el contactar contigo! Hay muchas formas de contacto, pero evidentemente no es lo mismo hacer desplazar a alguien físicamente hasta tu negocio que invitarle a que realice una llamada gratuita a una línea 900. Aquí es donde podemos ayudarte. Los métodos de contacto que más aumento de conversiones propician y que nosotros comercializamos son: líneas 900, líneas 901, click to call, sms masivos.

– Analizar, medir, medir, medir, y evaluar. Todos esto no sirve de nada si no estableces unas métricas para el análisis de los resultados (como KPI’s) y usas la información de los resultados obtenidos para mejorar en el día a día (o en el mes a mes).

Quizás haya muchos aspectos tratados en este post que ya practiques, y otros que no. En cualquier caso, no hay tiempo que perder, y la mejor opción es siempre probar con distintas alternativas, evaluar resultados, y volver a tomar decisiones en base a nuestra experiencia. ¡Ánimo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.