SMS, vivitos y coleando

“El SMS ha muerto. D.E.P.”. Éste, se creía, era el final de un negocio que en su día revolucionó el mercado de las telecomunicaciones. Pero muchas veces se da por muerto algo antes de tiempo. El caso del SMS es el mejor ejemplo de ello.

Image

“Muerte lenta al SMS” titulaba ABC.es el 06/07/2010. Si bien es cierto que desde 2008 el uso de estos servicios ha descendido en España (dependiendo del año entre un 4% y un 8%), también es verdad que el mercado es ya maduro y en 2010 y 2011 el decrecimiento ha sido mucho más moderado, con un 3.98 y 5.5%, respectivamente.

Redes sociales como Facebook, Twitter o Tuenti, entre otras, eran las culpables de la caída de este mercado, teóricamente. Si ello fuera cierto, ¿por qué encontramos en países como Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia o Finlandia un aumento en el uso de servicios SMS, siendo éstos países grandes usuarios potenciales precisamente de Internet y redes sociales? Los casos más destacados son Francia y Reino unido. En Francia, en 2011 se enviaron un 42% más de SMS que en 2010, en Reino Unido un 13%.

Continuando con la búsqueda de culpables, se apuntó a continuación a la proliferación y popularización de los smartphones y aplicaciones para éstos (como whatsapp) como la causa de la desaparición del SMS. Pero en este caso tampoco encontramos, ni mucho menos, razones concluyentes. En los países de la Unión Europea en donde el  número de SMS enviados aumenta en un 40% encontramos precisamente que se trata de países líderes en penetración de smartphones y de acceso a Internet a través del móvil.

Con todo ello, es razonable ir con cautela a lo hora de afirmar la desaparición de un servicio que actualmente todavía registra miles de millones de envíos anuales en nuestro país.

Además, este mercado en concreto está encontrando nuevos segmentos que hasta ahora no estaban presentes. Es el caso de las empresas e instituciones. El marketing en la empresa ha encontrado en la tecnología SMS un canal de comunicación directo con el cliente a través del cual fideliza mediante promociones, recordatorios, etc. Las instituciones, por su parte, también usan estos sistemas de envío de manera creciente, como ya apuntábamos en un post anterior.

Si bien es cierto que la sociedad, con el avance imparable de las nuevas tecnologías, encuentra nuevas formas de comunicación, más cierto es aún que a nivel profesional el SMS es un modo de comunicación serio, fiable, de confianza y, sobretodo, familiar. De ahí que sea perfectamente reciclable su uso y que su muerte, cuanto menos, todavía queda lejana.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Noticias ← SMS, vivitos y coleando […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.