¿Peligra la neutralidad de la red?

¿Peligra la neutralidad de la red? En Corea del Sur ya cobran adicionalmente por el uso de voz IP, en Suecia van por el mismo camino, y en Etiopía se ha declarado ilegal. La razón todos la sabemos: aunque son cada vez más los usuarios que contratan tarifas de datos de Internet para sus terminales móviles, las compañías ven peligrar sus ingresos de servicios tan básicos como las llamadas o SMS.

neutralidad-de-la-redRealmente el problema es más complejo de lo que un principio puede parecer, pues en este entramado se juegan los intereses de distintas partes: operadores, usuarios finales y proveedores de contenidos. Si vamos allá de los intereses económicos, nos encontramos nuevamente con un problema: la neutralidad de la red. Una red es neutral cuando en ésta no se aplicaban restricciones vinculadas al contenido de los datos ni penalizaciones en determinados servicios para favorecer a terceros. Y hoy, más que nunca, la neutralidad de la red está en entredicho.

Por tanto, ya sea en unos países u otros, la neutralidad peligra, sobretodo también por el hecho de que los operadores puedan controlar aquellos servicios de Internet a los que un usuario accede, algo que de momento no ocurría. En el concreto caso de Corea del Sur, los operadores podrían bloquear el acceso a servicios como Skype, Google Voice o  KakaoTalk a aquellos usuarios que no admitan un sobrecoste por ello.

La neutralidad de la red en España

En el caso español, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha encargado a un comité de expertos un informe sobre recomendaciones para definir la Agenda Digital Española (con horizonte al año 2015). Algunos observan aspectos que dicen puede hacer peligrar la neutralidad de la red. Sin embargo, otros aspectos del informe  parecen defenderla, pues no recomiendan intervención entre operadores y empresas proveedoras de contenidos. En cualquier caso, se trata de un informe de recomendaciones, que de ninguna manera es vinculante. Desde España, desde luego cruzaremos los dedos para no tener que dar la bienvenida a medidas como las tomadas en los países ya referidos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.